El color negro como protagonista de tu espacio

By julio 8, 2019 julio 22nd, 2019 Promo AD

Este tono es tendencia en interiorismo y aquí te decimos cómo utilizarlo.

Getty Images

Como parte del diseño de interiores, el color tiene un papel fundamental en la concepción de espacios, tanto a nivel sensorial como psicológico. Al ser aplicado en diferentes tonalidades y superficies, tiene la capacidad de crear distintos estilos y expresar varios conceptos. Por esta razón, algunos tonos son capaces de crear mayor iluminación, confort, contraste, amplitud y otorgar una identificación única a cada ambiente.

El negro es una de las tonalidades más controversiales en cuanto a interiores. Es probable que hayas escuchado algunos de los múltiples mitos respecto a su efecto en los espacios: que te hace sentir atrapado, que oscurece estancias, e incluso que es deprimente. Esto no podría estar más alejado de la realidad, ya que este color puede tener exactamente el resultado opuesto mediante una correcta interpretación de su funcionalidad. Aquí te presentamos cinco maneras para integrar los matices del negro en las diferentes zonas de tu casa.

1. El negro en estancias sociales

Las estancias sociales son ideales para paletas oscuras que pueden crear ambientes acogedores. Además, estas habitaciones pueden beneficiarse enormemente de detalles arquitectónicos –como, por ejemplo, molduras– que crean contrastes dentro de una misma tonalidad. Considera que si vas a experimentar con el negro en una habitación, debes pensar en diferentes tipos de acabados: este color tiene un abanico de profundidades distintas dependiendo del material que hay en su base.

Getty Images

2. El color negro combinado con otro color: unión y cohesión

Los colores oscuros sirven para unir elementos de diferentes épocas, por lo que son ideales para los fanáticos de la decoración ecléctica. En ese sentido, las paredes color negro nos sirven para mezclar componentes dispares y crear una apariencia de cohesión. No obstante, es necesario lograr combinaciones con equilibrio. Para lograrlo te recomendamos usar herramientas de diseño como Combina 3C de Comex, un sistema que te ayudará a elegir la paleta cromática ideal para enaltecer el ambiente que estás creando.

Getty Images

3. Techos bajos

Contrario a algunas creencias, al ser utilizado estratégicamente, el negro puede ampliar el fondo de una habitación. Si tienes un área con menor altura, te recomendamos pintar uno de los muros junto con el techo en este color. Igualmente, si utilizas una paleta tonal oscura en los muros, pinta el borde del techo con el mismo tono. Esto oculta la terminación del mismo y crea la ilusión de una pared más alta.

Getty Images

4. Blanco y negro

Esta clásica combinación puede ser muy útil en viviendas pequeñas, pues es ideal para utilizarse en áreas puntuales para enmarcar superficies y añadir profundidad. De igual modo, funciona para dar intensidad a zonas concretas y crear contrastes marcados. Otra ventaja del diseño monocromático es que acentúa las líneas y geometría de un espacio, mientras que enfatiza su luminosidad.

Getty Images

5. Combinación del color negro con texturas

En los espacios de color negro es muy importante crear contraste y una sensación de equilibrio. Para conseguirlo, una mezcla de materiales es esencial. Apóyate de elementos como la luz, los colores llamativos, los formas atípicas, los objetos decorativos y las texturas para lograrlo. Apégate a un máximo de dos patrones para agregar profundidad sin saturar el recinto, e incorpora materiales como el ladrillo, la madera y el metal para enriquecer el ambiente.

Getty Images

El color negro es muy versátil y al ser aplicado de manera exitosa puede ayudarte a crear espacios únicos. Aunque se asocia con ambientes modernos, realmente es un tono que se adapta a casi todos los estilos decorativos. ¡No tengas miedo de utilizarlo!